sábado, 1 de octubre de 2016

You got what I need

Hoy sonaba esta canción en una de mis películas favoritas, 'Cuando te encuentre'. Sonaba 'Baby you, you got what I need, you got my sunshine'. Automáticamente mis lágrimas han salido a dar un paseo por mis mejillas. Sin pedir permiso. Sin previo aviso. Ellas también se acuerdan de ti. Y hoy no he llorado porque te eche de menos. Hoy no he llorado porque vivir sola me recuerde tanto a nosotros. Hoy no he llorado porque odie hacerme la cena sola. Hoy no he llorado por irme a dormir a una cama de matrimonio en la que tú no seas el lado derecho. Hoy he llorado porque no entiendo nada. Hoy mi parte racional y sensata se ha dejado ver y me ha vuelto a zarandear. Me has dejado. Sin importar las consecuencias. Ha venido a mi mente ese "tanto no te querrá cuando te ha dejado" o "si se quiere se puede". Hoy he llorado porque tú, con tus excusas y tus discursos me has vuelto a trilear y has disfrazado algo tan doloroso bajo el manto del destino, ese que yo siempre he creído que nos volverá a unir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario