jueves, 24 de septiembre de 2015

Todo pasa

"Quiero pensar que en la vida todo pasa", cantaba Dani Martín en una de sus canciones para El Canto del Loco, mi grupo favorito por los siglos de los siglos (amén). Y es que, sí, todo pasa. Un día es gris y al siguiente estás en la playa, dejando que el sol marque las tirantas de tu bikini en tu piel tostada, la ideal que dejan los últimos días junto al mar.

"Las piedras del camino son las que construyen las verdaderas fortalezas", leía hace unos meses. Ambas frases son tan significativas en estos días, en los que parece ser que todo se alinea para esta ponerte a prueba, para que resistas, para que veas eso, que para ver el arcoiris antes debes resistir la tormenta. 

En el amanecer tras la terrible tempestad, donde se unen tonalidades espectaculares, te das cuenta de que nada es tan grave como parece, solo lo es al nivel que tú misma quieras darle, aportarle. "Importancia a lo importante", frase que acabará grabada en mi piel algún día.

Creo que es genial no dejar de aprender, ni de la vida, ni de las experiencias, y sobre todo, de las personas.

"Los sueños no están solo para soñarlos, sino para hacerlos realidad". Esta frase es de mi propia cosecha. No debemos pensar que son demasiado grandes, ni que nosotros somos demasiado pequeños. "Lo que fácil llega, fácil se va", y nada cae del cielo.

Yo quiero ser feliz, contigo, con los míos, amando lo que hago, porque lo que próximamente haré, es lo que realmente amo con toda mi alma, y lo que quiero amar para el resto de mi vida. Por eso no voy a conformarme, ni voy a rendirme ante los "noes" que me da la vida. Ni las bofetadas sin mano.

Hoy es un buen día para recordar que se puede.