lunes, 4 de mayo de 2015

Granos de arena

Todos corren. A mi alrededor. Van con prisas. La angustia es la dueña de su pecho, de sus noches sin dormir, incluso de sus sueños y por consecuencia de sus despertares. Miran sus relojes analógicos y solo ven uno de arena, donde la parte de abajo cada vez está más llena y los últimos granos están por caer. Yo era una de esas personas hace no mucho. El agobio primaba en mi vida, tomaba decisiones por mí, muy equivocadas por cierto. Pero ahora me dedico a escuchar mis canciones favoritas mientras organizo los últimos coletazos de esta etapa, de este principio del fin. Y dicen que es por ti, porque estoy enamorada, y yo creo que es totalmente cierto. Me haces tener los pies en el suelo, eres ese clavo ardiendo al que me agarro, mi norte, mi punto de referencia. Todo gira muy rápido a mi alrededor, y sin embargo yo disfruto de estos últimos granos de arena. Porque por fin el lema ha cambiado. Lo mejor no está por venir, lo mejor está pasando, es este segundo, el anterior y el siguiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario