domingo, 5 de abril de 2015

Maktub

Perdón por borrarlo. Por borrar lo que sentía. Me corrijo. Por intentar borrarlo. Por estropearlo. Por seguir tus pasos en cuanto a eso de nadar a contracorriente, a negar la evidencia, al fin y al cabo, a no admitir que no hay nada que no hagamos bien juntos. Nuestras miradas se están encargando de decir todas esas cosas que somos incapaces de traducir al castellano. Y si ellas hablasen, amigo mío, entonces sí que podríamos decir que ha llegado el principio del fin, que esto se nos ha ido de las manos y que nos hemos dejado de pre-querer. Nos va bien cuando somos cortoplacistas, cuando disfrutamos del instante que tenemos delante, cuando nos sentimos privilegiados por ese tinto de verano en El Balneario, por ese Burguer King en tu Audi A3 o por ese momento en el que la radio decide alinearse con los planetas, poner #StayWithMe y nos cogemos de la mano, porque no hay nada mejor que hacer en ese momento que disfrutarlo. Hoy ha sido un gran día, mañana ya veremos que nos depara.

1 comentario: