domingo, 1 de febrero de 2015

Tú lo has querido

Has tenido la culpa. Lo siento. Casi el 90% de que ya pueda mirarte sin que me tiemblen las piernas, que guiño de ojos haya dejado de paralizarme el corazón, que con tu mano toques tu castaño claro pelo hacia atrás deje de ponerme cachonda y sobre todo, que tu piel tatuada no haga humedecer hasta el último rincón de mi cuerpo. La gente cambia. Hay quien no. Pero hay quien sí. Y tú eres una de esas personas. También admito mi 10% de culpa. Entregarme en cuerpo y alma a ti fue un gran error. Dar por hecho que merecías la pena. Que eras diferente. Que podría funcionar. Ponértelo fácil. Sencillo. Está claro, para ti yo tengo el 100% de la culpa, nunca debí proponerme hacerte sencilla la vida. ¿Es que estamos locos? Tú lo has querido. Quizás dentro de unos días, semanas, meses o tal vez años vuelva a escribir aquí, con la cabeza gacha, admitiendo que me has hecho tuya y que he caído en tus redes. Pero ya no me sientas bien. Ni causas estragos en mi corazón. Eres uno más. Y eso, mola mucho chaval. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario