jueves, 22 de enero de 2015

No eres el único

Facebook me dice que pase el verano contigo. Mi corazón está a mitad de camino entre tú, él, vosotros, ellos y nadie a la vez. Y mi cabeza lo tiene claro: todo esto es una locura. Siempre he pensado en los demás a la hora de tomar mis decisiones. Pocas veces las consecuencias han tenido prioridad. En contadas ocasiones he elegido no sufrir. Me he dejado llevar, me la he jugado y he preferido un minuto en el paraíso y noches enteras en el infierno. Pero cuando decía que algo estaba cambiando en mi interior, me quedaba corta. Muy corta. Sí. Sigo creyendo en el amor. En el de verdad. En el sano. Ese de los cuentos de hadas. Pero, ¿por qué tiene que ser ahora? ¿Por qué tengo que ver a cada hombre que conozco como el padre de mis hijos, mi futuro marido, mi elección de por vida? Pues sí. A veces en la vida hay que elegir. Pero este no es uno de esos momentos. Hoy decido no decidir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario