martes, 23 de diciembre de 2014

Deberían prohibirte

Deberías estar prohibido. Eres perjudicial para mi salud. Como la cocaína. La marihuana. El cannabis. El garrafón. Eres como ese semáforo en ámbar cuando vas con prisa, que te pone a prueba para que te lo saltes, a sabiendas de que está mal. Eres la piedra con la que gusta tropezar más de una vez. Eres la segunda oportunidad que nunca se debe dar. Eres la peligrosa llamada de las 5 de la mañana con unas copas de más. Eres la sonrisa pícara. El ángel y el demonio unidos en un solo cuerpo, en una sola mente. Eres la mirada sensual que dices poner sin querer. Eres ese infierno en el que no me importaría vivir. La calada de ese cigarro que te fumas de vez en cuando. Eres el error que quiero cometer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario